Salsa de Queso Azul ūü§§ ¬°C√≥mo Hacerla Sencilla y R√°pida! Saltar al contenido
Cómo Hacer Salsas Caseras

Salsa de Queso Azul

junio 25, 2020

¡Hola Salsers! Hoy os traigo una salsa muy especial, al igual que las demás recetas de salsas, es sencilla y deliciosa. Hoy explicamos cómo hacer una salsa de queso azul paso a paso y también los ingredientes necesario para hacer la receta original.

Las salsas con queso azul pueden tener aproximadamente nata, reemplazar la nata por otro género de lácteo más ligero, usar uno o bien otro queso, hacerla en frío o bien en caliente. Las opciones son muchas, mas a mi juicio, la receta que el día de hoy os traigo es una de las más sabrosas.

Video receta de YouTube

En este video podrás aprender cómo hacer una salsa de queso azul de una manera rica y rápida. Si quieres ver el video ya puedes hacerlo pinchando aquí o en el banner de abajo.

Ingredientes

Para comprar los ingredientes de la salsa de queso azul no vamos a necesitar tampoco mucho merecumbe lo que si vamos a necesitar es tiempo para elaborar la salsa y nos quede deliciosa ¡Vamos allá!

  • Nata l√≠quida o bien crema de leche
  • Queso azul
  • Mantequilla
  • Co√Īac

Elaboración

Los pasos para hacer la salsa de queso azul son sencillos pero es importante hacerlos bien para no olvidarse ninguno y nos quede una salsa de infarto.

  1. En un cazo agregamos la mantequilla y el queso azul. A fuego medio y sin parar de remover calentamos hasta el momento en que se fundan la mantequilla y el queso.
  2. Agregamos el chorrito de brandy y la nata a la cazuela. Proseguimos removiendo y calentando a fuego medio mientras que la mezcla de cocina.
  3. Cocemos la salsa a lo largo de cinco o bien seis minutos. En este tiempo los ingredientes van a estar plenamente integrados y la salsa va a haber compactado un tanto.
  4. Conforme la salsa se temple se compactará todavía más, de ahí que no es preciso cocerla un buen tiempo más.
Salsa de Queso Azul
Plato de macarrones con salsa de queso azul lista para comerse.

Alternativas de la receta

Cómo siempre nos gusta innovar hemos leído un par de recetas alternativas a la nuestra de salsa de queso azul y se nos ha ocurrido incluirlas, si tu conoces alguna otra manera puedes dejarla en comentarios para que la incluyamos.

Salsa de queso azul sin nata

  1. Pela la cebolla y pícala muy finita. En una sartén o bien cazo con un tanto de aceite y fuego medio, agrega la cebolla y un tanto de sal, y deja que se poche a lo largo de diez minutos, a fin de que quede transparente sin llegar a dorarse.
  2. Desmigaja el roquefort y a√Ī√°delo a la cebolla cuando est√© lista, remueve a fin de que se funda.
  3. En un vaso, mezcla una parte de la leche con la harina de maíz, y con ayuda de una cuchara disuélvela bien.
  4. Cuando el roquefort se haya fundido, incorpora la leche con la harina de maíz, remueve un tanto y ve agregando el resto de la leche, sin dejar de remover. Agrega un pimienta negra molida al gusto y sal.
  5. Deja el fuego lento y, removiendo, deja que se haga a lo largo de cinco-diez minutos, hasta el momento en que veas que se compacta tenuemente.
  6. Si se ha compactado demasiado agrega un tanto de leche y separa del fuego, y si al contrario est√° demasiado l√≠quida para tu gusto, vuelve a diluir un tanto de harina en leche y a√Ī√°dela.
  7. Apártala del fuego cuando empiece a compactarse y déjala descansar.

Salsa de queso azul en thermomix

  1. Ponemos todos los ingredientes en el vaso y programamos¬†6 minutos, temperatura 90¬ļ, velocidad 3.
  2. Sirve con carne o pescado.
  3. Disfrutarlo en familia.

Consejos

El punto que sí debemos tener presente es la intensidad de queso que deseamos en la salsa. El queso azul es en sí un queso con mucho sabor, por poca cantidad que agreguemos a la salsa. Su presencia va a estar clara.

La mejor manera de lograr el punto ideal para cada uno de ellos es comenzar de forma contenida. Comenzamos agregando una peque√Īa cantidad, probar la salsa y tambi√©n ir agregando m√°s si fuera preciso.

En la receta que hemos preparado estimamos que cincuenta g. de queso por doscientos ml. de nata es suficiente, aporta un sabor a queso claro sin que este sea invasivo.

Deseamos gozar de la salsa como acompa√Īamiento de otros productos y sabores, de ah√≠ que preferimos que su presencia no sea lo prioritario en el plato. Puede interesarte: la salsa b√ļfalo, la salsa de mango y la salsa de champi√Īon.